El Hospital de Llevant busca ante Burela el triunfo que se le resiste (viernes, 20:30 horas)

 

El conjunto mallorquín recibe este viernes a Burela Pescados Rubén en el último partido antes de que se pare la liga durante un mes. Los de Tomás de Dios necesitan urgentemente un triunfo para romper con la mala dinámica de resultados de las últimas semanas y mejorar sus estadísticas en el Palma Arena. Carlos Barrón vuelve a sufrir una rotura muscular y estará entre 8 y 10 semanas de baja.

Tomás de Dios dando las últimas instrucciones antes del partido en Peñíscola web

Las sensaciones que ha transmitido el Hospital de Llevant esta temporada no se corresponden con la realidad que marca la clasificación y por ello urgen los resultados positivos. Este viernes los de Tomás de Dios tienen una nueva oportunidad para conseguir una victoria, algo que se ha convertido en lo primordial. Los baleares reciben en el Palma Arena a Burela Pescados Rubén (20:30 horas) con las urgencias que marca la tabla si quieren apurar las opciones que quedan de poder luchar por estar arriba a final de temporada. Además, un triunfo les permitiría mejorar sus estadísticas en casa dónde han conseguido casi los mismos puntos que a domicilio. En todo lo que llevamos de temporada, el Hospital de Llevant ha conseguido dos victorias en el Palma Arena y dos empates mientras que fuera ha sacado dos victorias y un empate, es decir, han conseguido en casa sólo la mitad de los puntos cuando el guión habitual suele ser más favorable jugando de local que fuera.

No será un partido más ya que tras esta jornada la competición se para durante un mes para la disputa de la Copa de España, entre otras circunstancias. Así, los mallorquines tratarán de sacar un triunfo que les deje mejor sabor de boca y que rompa con la racha de cuatro partidos sin ganar y dar continuidad al empate cosechado la semana pasada en la pista de Peñíscola. No está siendo una temporada plácida para los de Tomás de Dios, ni mucho menos, y tampoco les ha acompañado la suerte hasta el momento. Si los resultados no se corresponden con la imagen ofrecida en la pista y han pagado sobremanera los errores defensivos y la falta de definición, tampoco ha sido el año con las lesiones. Carlos Barrón, que se había recuperado en las últimas semanas de una rotura muscular en el abductor de la pierna izquierda que le había mantenido fuera del equipo durante un mes y medio, ha vuelto a recaer. Sufre una nueva rotura fibrilar de tres centímetros y medio lo que le supondrá estar de baja por un período de entre 8 y 10 semanas. El meta ha sufrido un calvario con las lesiones este año y apenas ha podido ayudar al equipo. Por tanto, de nuevo Miguel Medina, que viene realizando una gran temporada en el año de su debut en la máxima categoría, será de nuevo el encargado de defender la portería balear.

Enfrente estará Burela Pescados Rubén, uno de los equipos que mejor se reforzó para esta temporada y que está en plena lucha por ser uno de los mejores esta campaña. Así, los gallegos necesitan el triunfo para escalar posiciones de cara a buscar un buen cruce en los futuros playoff por lo que no será nada sencillo derrotar a un equipo plagado de buenos jugadores. En este sentido, Tomás de Dios, asegura que “nos vamos a enfrentar a un equipo que viene en una dinámica positiva y que quiere demostrar que es uno de los cinco o seis mejores equipos de la liga. Nosotros tenemos urgencias de tres puntos. Vamos a ver un partido bonito a nivel competitivo porque es un equipo que realiza un gran fútbol sala, de posesión, de elaboración, por lo que nosotros tendremos que primar la defensa y aprovechar las transiciones una vez que armemos la línea defensiva”. El técnico del conjunto mallorquín reconoce que “necesitamos los tres puntos para irnos a este descanso viendo que tenemos posibilidades de subirnos al vagón. El vagón de los playoffs está lejos pero por lo menos acercarnos y tener esas opciones”.

Por su parte, el capitán del Hospital de Llevant, Antonio Vadillo, reconoce que tras varias jornadas sin ganar “es importante sumar tres puntos para seguir en la línea de trabajo, con confianza, y porque es importante ganar el último partido antes de la parada para estar más tranquilos”. Vadillo huye de plantearse objetivos ahora mismo dado que la prioridad es comenzar a ganar partidos: “Lo principal es pensar partido a partido y tenemos que luchar para ganar los tres puntos pero no podemos marcarnos objetivos más arriba porque estamos un poco lejos del playoff y porque al final te distraes. Hay que intentar sumar y si conseguimos tres o cuatro resultados positivos mirar si tenemos posibilidades de algo” concluye.

- Escucha a Tomás de Dios:

- Escucha a Vadillo: