Tirado: “Es un premio al trabajo de muchos años”

El Palma Futsal conocerá este jueves el rival para las semifinales de la Copa del Rey tras dar la gran campanada de los cuartos de final eliminando al Movistar Inter. En el club celebran el histórico pase aunque son realistas con las posibilidades que hay. Este viernes juegan ante Peñíscola en casa, un partido decisivo para conseguir el billete para la Copa de España.

José Tirado junto a una representación de la plantilla en Barajas 1 (Copiar)

El Palma Futsal vive entre la euforia del pase a las semifinales de la Copa del Rey y la obligación de centrarse en el partido de este viernes ante el Peñíscola y que es clave para conseguir el siguiente objetivo de clasificarse para la Copa de España. En el club hoy celebran la gesta conseguida derrotando al Movistar Inter y esperan ya saber quién será el rival de las semifinales que saldrá del sorteo que se celebrará este jueves a las 12 horas.

El director deportivo del Palma Futsal, José Tirado, admite que “la victoria de ayer es un paso de gigante como club, un premio al trabajo de muchos años. Siempre hablábamos que no éramos capaces de ganar a un grande y lo hemos hecho en un partido con todo en contra y haciendo uno de los mejores encuentros en el último año y medio. El equipo compitió a un nivel altísimo” destaca el dirigente que en su momento fue jugador y capitán del conjunto balear.

 

 

Tirado da la importancia que se merece al logro obtenido porque “nunca habíamos alcanzado unas semifinales de la Copa del Rey y para la historia del club, para nuestro crecimiento, es brutal” y admite que ahora “hay que disfrutar de unas semifinales, sea contra quién sea, a doble partido, para coger una de las dos plazas para la final. Es algo para disfrutarlo al máximo. Esto es histórico, increíble y muy difícil de conseguir porque nos hemos cargado al Movistar” apunta. El director deportivo del conjunto palmesano pide la ayuda a los aficionados de cara a seguir adelante con el sueño: “Las semifinales se jugarán a doble partido por lo que el factor sorpresa pierde valor y complica. Hay que pedir a Palma y Mallorca que se vuelque con nosotros porque es una oportunidad histórica para poder jugar una final. No somos conscientes todavía de lo que podría ser jugar una final. Necesitaremos que el público sea el sexto jugador para llegar a la final. Muy contento que el fútbol sala mallorquín siga creciendo como lo está haciendo”.