Síguenos en:

Próximo partido Jornada 27 | Sábado 17 de abril, 12:00 horas

Palma Futsal - CA Osasuna Magna

Con el equipaje repleto de ilusión

El Palma Futsal pone rumbo a Málaga para participar por séptima vez en la Copa de España. Los mallorquines no renuncian a nada pese al difícil estreno del jueves frente a Movistar Inter.

El viaje de la ilusión. Esa que nunca se pierde y se renueva con cada sueño que uno afronta tanto en el deporte como en la vida. La misma del primer día, la de la primera vez, la que lleva al deportista a sentir las cosquillas de un niño cuando recibe su primer regalo navideño con plena consciencia. Así viajará la plantilla del Palma Futsal a Málaga este miércoles, con el equipaje lleno de ilusión y con la ambición por bandera. Los isleños afrontarán la Copa de España con el objetivo de superar el estreno frente a Movistar Inter, la piedra que siempre encuentra en la zapatilla en estas citas, el mismo rival del año pasado, el mismo ante el que cayó en semifinales en Madrid hace dos temporadas, el mismo al que ganó los dos partidos del playoff de la última Liga. El Palma ha aprendido a jugar con la china en el zapato y, a veces, es capaz de quitársela sin reparo. Una de las virtudes de jugar tantos partidos frente a los grandes y en las fases finales es que aprendes a jugar contra los grandes. El Palma Futsal ha aprendido a ser competitivo, a respetar sin miedo y a encarar la dificultad con valentía.

Séptima Copa de España, sexta consecutiva

Será la séptima Copa de España para el Palma Futsal, la sexta de forma consecutiva. Solo hace dos temporadas, en la edición de 2018 jugada en Madrid superó el debut. Fue frente a ElPozo Murcia y cayó en las semifinales ante el mismo rival de este jueves, Movistar Inter. De hecho, en todas las participaciones del Palma Futsal en esta competición se ha enfrentado a alguno de los tres grandes salvo en una ocasión en la que perdió ante Osasuna Magna. El gran reto del equipo es alcanzar las semifinales aunque el rival sea uno de los grandes favoritos. Y el sueño es jugar la segunda final del club en su historia.