Carlos Barrón y Paradynski, en el CEIP Aina Moll