Síguenos en:
Hazte socio

Domingo de resurrección (Son Moix, 12:00 horas)

 

El Palma Futsal busca resurgir tras dos derrotas consecutivas y la eliminación de la Copa de España. Este domingo (12:00 horas) recibe, precisamente, a Movistar Inter tras la derrota copera con la segunda posición en juego en la fase regular. Los madrileños son el rival que más se resiste a los de Antonio Vadillo en los últimos años. 

El Palma Futsal retoma la Primera División frente a su verdugo en la Copa de España, Movistar Inter, en el segundo enfrentamiento consecutivo tras el duelo disputado en Jaén que finalizó con la victoria del conjunto madrileño. Este domingo (12:00 horas / IB3 y LaLigaSports) no hay un título en juego pero sí la segunda posición de la liga regular que los interistas han arrebatado a los de Antonio Vadillo tras ganar su partido avanzado de esta semana frente al Barcelona. Y muchas cuentas pendientes. Por la eliminación en la Copa de España de hace dos semanas, por la del año pasado y porque Movistar Inter se ha convertido en el rival más complicado para los baleares, que llevan casi tres años sin ganarles. La última victoria del Palma Futsal fue en los cuartos de final del playoff por el título liguero de 2.019 en el que los mallorquines accedieron a las semifinales tras ganar en la prórroga del partido jugado en Madrid y tras ganar la ida en casa. Desde entonces, ambos equipos han disputado nueve partidos en todas las competiciones con siete victorias de los madrileños y dos empates. El Palma Futsal quiere reivindicarse, sacarse la espina de la derrota de hace quince días y recuperar la segunda plaza en un duelo directo por estar entre los cuatro primeros y contar con el factor pista a favor en el futuro playoff. Los palmesanos son terceros a un punto de los madrileños, segundos, pero con un partido menos por lo que una victoria supondría un golpe importante en la lucha tan dura que se espera en la recta final de temporada. Ahora mismo hay tres puntos de distancia entre el segundo y el sexto clasificado, lo que demuestra el gran nivel de igualdad que hay a nivel competitivo. Esto supone que una derrota del Palma Futsal puede hacer que el equipo caiga hasta la sexta plaza en función de los resultados. 

Los isleños atravesaban su mejor momento de la temporada en cuanto a resultados y sensaciones justo antes de la Copa de España. La derrota en casa en la última jornada de la Primera División frente a Jimbee Cartagena en un partido plagado de bajas y la eliminación copera cortaron la buena dinámica de los últimos meses que ahora se quiere retomar con el regreso de la competición tras una semana de descanso. El equipo necesita recuperar sus señas de identidad que perdió en el peor momento posible. La solidez defensiva es la que le hizo crecer en la pista y la perdió en la primera mitad del partido disputado en Jaén y le costó la eliminación, eso y la falta de definición ante la portería rival con seis lanzamientos a los palos que evitaron una remontada. Son dos aspectos a corregir de cara a este nuevo duelo junto a la intensidad en el juego para evitar un comienzo como el de hace quince días. El descanso de la semana pasada ha venido bien para desconectar, recuperar fuerzas y ajustar varios aspectos para afrontar la recta final de la fase regular con el nivel máximo nivel competitivo. Para el partido es baja Carlos Barrón, que sigue fuera del equipo por lesión y pendientes de Higor, que no pudo viajar con su selección al dar positivo y que arrastra también molestias musculares. Antonio Vadillo dará la convocatoria este mismo domingo antes del partido.