Síguenos en:

Próximo partido JORNADA 4 | Sábado 30 de octubre, a las 18:00 horas

Aspil Jumpers Ribera Navarra - Palma Futsal

El Palma Futsal arranca con ilusión y con una doble sesión de trabajo

 

El conjunto balear inicia la pretemporada con tres refuerzos y con las energías cargadas para afrontar una temporada dura. Dos sesiones en el primer día de trabajo. Los de Antonio Vadillo tendrán su base de operaciones en Son Moix y jugarán seis partidos amistosos de preparación.

El Palma Futsal inicia su camino en otra temporada que se aventura tan apasionante como complicada. El regreso a Son Moix fue con una doble sesión de trabajo de bienvenida. Doble ración de entrenamiento para un equipo que inicia la preparación y la cuenta atrás para estar en plena forma en un mes para iniciar una liga que será la más complicada de los últimos años. Los pupilos de Antonio Vadillo se tomaron la temperatura y cumplieron con todas las medidas higiénicas, obligaciones de la nueva normalidad, antes de entrar en la pista en la que hace más de medio año que no juegan un partido y con el único contacto del entrenamiento previo al último playoff. Superado el test del Covid-19, algo indispensable  Con las caras nuevas de Marlon y Fabio, el regreso de Claudino y la oportunidad para los jóvenes Joaki, Nico Rosa, Power Raggiati y Gordillo, los primeros pasos de la pretemporada fueron intensos y con una sesión que duró casi dos horas.

Regresaron los tradicionales rondos para calentar, que tanto han echado de menos en estos meses, los ejercicios para entrar en calor y los primeros ejercicios con balón. En este primer día, el balón fue el protagonista de todos los ejercicios en la sesión de la mañana. Y por la tarde, el trabajo fue más físico.

El Palma Futsal empieza fuerte y con un exigente plan de trabajo diseñado por Vadillo junto al preparador físico, Joan Llompart. No hay tiempo que perder. La realidad es bien distinta a las otras temporadas y toca adaptarse. El equipo compitió hace un mes en el playoff y tras un mes de vacaciones se encuentra con otro mes por delante para iniciar la nueva temporada. El centro de operaciones será el Palau Municipal d’Esports de Son Moix. El equipo entrenará y trabajará en la pista y en el gimnasio del recinto palmesano para evitar excesivos contactos con nuevas instalaciones y con el exterior ya que la situación actual exige una rutina y no salirse demasiado de lo necesario.

El equipo viajará fuera de Mallorca sólo para jugar los partidos amistosos ya que es una necesidad para contar con rivales de entidad. El plan previsto es jugar cinco partidos en la península y el de presentación en Palma. La hoja de ruta se diseña en estos días porque hay mucha incertidumbre sobre la situación, la posibilidad o no de acceso de público a los partidos. Todo se plantea desde la incertidumbre y a corto plazo ya que la realidad puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos.

Allan comienza con el grupo

Una de las mejores noticias del estreno fue ver a Allan Barreto con el resto de los compañeros. El ala brasileño ha trabajado a destajo durante todo el verano para recuperarse de la lesión de rodilla que sufrió el pasado mes de febrero y que le impidió jugar desde entonces. Allan se rompió el ligamento lateral de la rodilla y se perdió incluso el playoff pero ya está de vuelta. Fue una de las imágenes del día en Son Moix. Entrenó al mismo nivel que sus compañeros y realizó todos los ejercicios como si nada hubiera pasado. Recibe el premio a tantos meses de trabajo en silencio.