Palma Futsal 2021-22
Hazte socio
Síguenos en:
Hazte socio

El Palma Futsal retomará los entrenos este martes de forma telemática para los jugadores que han dado negativo

El Palma Futsal volverá a los entrenamientos este martes de manera telemática y el miércoles volverá a pasar tests de antígenos a toda la plantilla antes de reanudar las sesiones en la pista. El jueves realizará el último entreno del año en el gimnasio de Son Moix.

El cuadro balear ha tenido que reorganizar las sesiones de entrenamiento tras conocerse los casos positivos de Fabio, Vilela, Nunes, Barrón y Tomaz suspender el partido que se iba a disputar este martes ante ElPozo Murcia Costa Cálida. La nueva ola de coronavirus ha tocado de lleno en el conjunto mallorquín y ha trastocado los planes a un equipo que iba a afrontar las dos últimas jornadas antes del parón por el Europeo, pero que adaptará los entrenamientos a la plantilla. El equipo no se ejercitó ni el domingo ni el lunes como estaba previsto y se ha diseñado una sesión telemática para que los jugadores que han dado negativo y pueden ejercitarse lo hagan en sus respectivos domicilios en una sesión a través de zoom que impartirá el preparador físico del equipo, Joan Llompart. De esta manera los jugadores podrán ejercitarse mínimamente y evitando riesgos. Está previsto que el miércoles la plantilla, a excepción de los cinco jugadores que han dado positivo, reanude los entrenamientos presenciales en Son Moix. Será después de superar nuevos tests a los jugadores para asegurar que todos son negativos y ninguno se hubiera contagiado. Está previsto que también entrenen el jueves con una sesión de trabajo especial en el gimnasio de Son Moix, donde se tomarán medidas de precaución y en el que los jugadores entrenarán en estaciones de ejercicios separadas. Será el último entrenamiento del año para la plantilla antes de volver a sus casas con tres días de descanso.

Vadillo volverá a reunirse con sus jugadores el lunes 3 de enero con el primer entrenamiento del año y antes del cual la plantilla al completo se volverá a someter a un cribado de tests para detectar si hubiera algún positivo antes de realizar la primera sesión del año. El cuadro balear extremará precauciones para salvaguardar al máximo la salud de la plantilla y poder entrenar con seguridad y reduciendo el riesgo de contagio.