Síguenos en:
Hazte socio

Próximo partido Sábado 24 de Septiembre 2022, a las 18:00 horas

Palma Futsal - Inter FS
Comprar entradas

El sueño de la Liga arranca en Barcelona (martes, 20:45 horas)

 

El Palma Futsal disputa el primer partido de la final por el título liguero este martes en el Palau Blaugrana. La final es al mejor de tres partidos con factor pista para el campeón de la fase regular. Los mallorquines ya ganaron en la ciudad condal esta temporada y buscan dar la sorpresa otra vez para ilusionarse con ganar el primer título de su palmarés. 

Ha llegado la semana más importante en la historia del Palma Futsal desde su fundación. El conjunto mallorquín disputa la tercera final de su historia con el reto de estrenar su palmarés. Han pasado veinticuatro años desde la creación del club para llegar a escribir una página inédita en su trayectoria, la más importante en su historial. Este martes (20:45 horas / GolTV) inicia su asalto al título de la Liga frente al actual campeón y el gran favorito. Por delante tiene una eliminatoria definitiva al mejor de tres partidos con el factor pista en contra pero con la ilusión y la ambición de un equipo que no quiere dejar escapar la oportunidad de conseguir una gesta desconocida hasta la historia para el fútbol sala balear. El equipo dirigido por Antonio Vadillo afronta la gran final con una carta de presentación que le invita a soñar por mucho que delante tenga, posiblemente, el mejor equipo del mundo, campeón de Liga y de Europa pero al que ha ganado los dos partidos de la fase regular de este curso y ante el que cedió la final de la Supercopa de España en los penaltis. Son los referentes a los que se agarran para creer que se puede ganar el título pese a que la eliminatoria se juega al mejor de tres partidos con dos de ellos en el Palau Blaugrana. El Palma Futsal ya ha demostrado su nivel competitivo para ganar a cualquiera y llega con el depósito de la ilusión lleno tras remontar las dos eliminatorias en su camino a la final de este curso tras tres años seguidos quedándose a las puertas. Precisamente, el año pasado perdió en las semifinales frente al Barcelona en dos partidos que ganaron los catalanes en la prórroga, igual que hace tres años evitaron que los mallorquines estuvieran en la final en unas semifinales que se llevaron en dos tandas de penaltis sin ganar ninguno de los tres partidos en el tiempo reglamentario y con el Palma Futsal apeado del sueño pese a ganar un partido. El equipo palmesano quiere cambiar la historia y dar el paso definitivo que le falta para ganar el primer título de su historia y no conformarse con el logro de estar en una nueva final, la segunda del curso y la primera en la Liga, y de jugar en Europa la próxima temporada. El Palma Futsal quiere cambiar su historia, la de las dos finales perdidas, una en la prórroga en la Copa del Rey en 2.016 y otra en los penaltis en la Supercopa de España de este año, y hacer bueno el dicho que a la tercera va la vencida a pesar de que una final a tres partidos da cierta ventaja sobre el papel al campeón. Los mallorquines afrontan el primer partido en Barcelona con el objetivo de ganar porque saben que el que pegue el primer golpe tendrá mucho ganado ya que se presume una final muy igualada vista la trayectoria de ambos. Eso sí, cualquier opción pasará por competir al máximo nivel y dar la mejor versión del equipo. El Palma ha mostrado sus dos caras durante el playoff con dos derrotas en los partidos fuera de casa en una faceta de la que quiere huir en la ronda definitiva y dar el rendimiento de los dos partidos de casa en los que desplegó su potencial ofensivo para firmar dos grandes remontadas. Ahora el nivel de exigencia será superior ante un equipo que cuenta con jugadores de primer nivel mundial y ante los que el Palma Futsal tendrá que ofrecer la mejor versión defensiva que le llevó a ser el equipo menos goleado del curso y ser contundente en ataque para aprovechar las ocasiones que tenga.

En lo deportivo, Antonio Vadillo podrá contar con toda la plantilla salvo con Nando Torres, que sigue con problemas musculares. El equipo viajó la noche del lunes a Barcelona para descansar ya en la ciudad condal y estar centrado en la final.  

 

Tercera final para los isleños en su historia 

El Palma Futsal afronta la tercera final en su historia, la primera por el título de Liga y la primera en un formato de tres partidos ya que las dos anteriores fueron a partido único. Curiosamente, el equipo mallorquóin no perdió ninguna de las dos finales que disputó en el tiempo reglamentario pero sucumbió en la prórroga de una y en los penaltis de la otra en dos finales crueles para un equipo que lleva más de un lustro con los mejores luchando por los títulos y que el fútbol sala ha maltratado con finales dramáticos en los partidos más importantes hasta hoy. El pasado mes de febrero jugaron la final de la Supercopa de España contra el Barcelona y perdieron por penaltis tras empatar a un gol en el partido y a dos en la prórroga. El primer precedente de una final para los isleños fue en la Copa del Rey de 2.016 cuando perdieron en los segundos finales de la prórroga tras empatar a dos goles en el partido. Ahora quieren quitarse la espina clavada a lo grande con el título más importante de todos los que se disputan en España. 

 

 

Dos victorias en los tres precedentes del curso 

De los tres precedentes de este curso entre Barça y Palma Futsal hay dos victorias isleñas y un título para los catalanes con la victoria en los penaltis en la Supercopa, por tanto, el Palma Futsal no ha perdido ninguno de los tres encuentros en el tiempo reglamentario. Los otros dos partidos en los que se han enfrentado este año fueron para los mallorquines con la contundente victoria por 6-2 en la primera jornada de la fase regular y el triunfo por 1-3 en el Palau Blaugrana en el único precedente del año en el escenario del partido de este martes y que se jugó también en febrero. 

 

De los últimos trece duelos solo una derrota en los 40 minutos 

 

Una de las estadísticas que más llama la atención en la previa de la gran final por el título de Liga es el cambio que ha conseguido el Palma Futsal frente a los grandes del fútbol sala español hasta el punto de competirles cara a cara sin que se note la diferencia de presupuestos y de plantilla. De los últimos trece duelos contra el Barça, el Palma Futsal ha ganado seis y solo ha perdido uno en el tiempo reglamentario. Fue en la jornada de Liga de la pasada temporada en el Palau Blaugrana por 2-1. Las otras cinco derrotas de los mallorquines fueron en la final de la Supercopa de este año y en dos semifinales del playoff por el título de Liga que se decidieron tres en los penaltis y dos en las prórrogas. Que desde 2.018 el Palma Futsal solo haya perdido un partido de trece duelos contra el Barça en el tiempo reglamentario muestra el gran nivel que ha conseguido el cuadro balear en el último lustro y que quiere culminar ahora con un título.