Síguenos en:

Próximo partido Jornada 27 | Sábado 17 de abril, 12:00 horas

Palma Futsal - CA Osasuna Magna

“Estamos muy contentos de regresar a un pabellón”

La plantilla del Palma Futsal regresa a las pistas después de 73 días para realizar entrenamientos individuales. Los jugadores de Antonio Vadillo celebran este hecho y ahora se centran en llegar en las mejores condiciones posibles al playoff.

Ha sido una primera sesión de entrenamiento de forma individual que ha servido como toma de contacto con el parqué y el balón de juego. A pesar de estas restricciones y de que ha tenido que ser en el Polideportivo de Son Rapinya en lugar de en Son Moix ya significa un gran paso en la preparación del equipo de cara al playoff. Así lo han entendido los jugadores del Palma que se han mostrado más que satisfechos al término de esta primera sesión aunque desean que llegue el momento de recuperar la normalidad absoluta en su día a día con entrenamientos de forma grupal. Uno de los jugadores que ha tomado la palabra ha sido uno de los capitanes, Tomaz, que confesaba que “no hay nada mejor que volver a nuestro hábitat natural como es el parqué, el balón y las bromas. Por mucho que sean entrenamientos individuales el tacto con el balón, pisar el parqué, realizar esprints y estar en nuestras medidas de pista es algo muy bueno que me da mucha alegría. Solo falta la esperanza de jugar el playoff porque tenemos muchas ganas y porque creemos que podemos lograr algo muy bonito”. En esa misma línea se ha expresado Hamza que reconocía sentirse “como un niño pequeño” en el momento de volver a pisar el parqué. “Muy feliz y muy contento. Es verdad que la vuelta a la normalidad ha sido un poco limitada por todo el protocolo de seguridad pero estoy muy feliz de volver a la pista y de tener esta sensación. Ojalá podamos volver a la normalidad lo antes posible para poder compartir esta sensación con los compañeros y regresar a la dinámica de grupo que es lo que más se echa en falta”, explicaba el internacional con Marruecos.

Otro de los pesos pesados de la plantilla, el capitán Carlos Barrón, considera que este regreso a las canchas es “un paso importante” aunque explicaba que todavía se tiene que ir progresando para recuperar la normalidad poco a poco. En cualquier caso, tiene claro que es una gran noticia para todo el equipo el poder volver a entrenar en una cancha de fútbol sala reglamentaria después de mucho tiempo de entrenamientos individuales en otras condiciones y otro tipo de superficies que no se adaptan especificamente a este deporte. “Estamos muy contentos por pisar la madera porque llevábamos mucho tiempo entrenando en casa y en la pista de atletismo. Es muy beneficioso para nosotros. El trabajo se ha adaptado a nivel individual y la evolución tiene que ser de menos a más”, explicó el portero cordobés.