Próximo partido Sábado 20 de febrero | 18:30 horas

Aspil Jumpers Ribera Navarra - Palma Futsal

La luz al final del túnel

Las lesiones nunca son bien recibidas en el deporte y siempre suponen un problema para el que las sufre. Hay momentos en los que directamente llegan en el peor momento posible. Y es lo que le ha tocado vivir a Tomaz, que vio como hace un mes pasaba de ser el mejor cierre de la liga a dejar de jugar de golpe por una lesión de fibras en el ligamento de la rodilla. El capitán del cuadro balear se erigía como uno de los líderes de la defensa menos goleada de la competición y su liderazgo en la pista se hacía imprescindible para un equipo que, hasta ese momento, solo había perdido un partido en toda la temporada. El brasileño sufrió la lesión en el partido que supuso la eliminación del Palma Futsal de la Copa del Rey, hace ya dos meses, y desde entonces trabaja a destajo con la ambición de acortar los plazos de su recuperación y volver a ayudar al equipo cuanto antes. Su compromiso con el club le lleva a trabajar todos los días mañana, tarde y noche con sesiones de gimnasio, piscina y pista y ya se encuentra en las últimas fases de su recuperación. 

Su trabajo en silencio, tras dos meses de sacrificio, parece dar sus frutos, aunque Tomaz asegura que “la lesión ha sido un palo duro para mí y fue justo cuando perdimos el partido de Copa contra Antequera. Han sido dos palos seguidos muy duros para mí. Intuía que la lesión había sido un poco grave, pero gracias a Dios no ha sido tan grave como me pensaba y tras casi dos meses puedo volver”. El brasileño, ahora que ve la hora de jugar más cerca, afirma que “estoy mucho mejor, anímicamente muy bien y mi familia me ha dado un apoyo muy grande, estoy contento y con muchas ganas de volver a la pista y dar mi mejor versión para los aficionados y para mi equipo”. 

El cierre del Palma Futsal declara que “estoy en la fase final de la recuperación”, donde, asegura, “estoy prácticamente volviendo a pista, haciendo trabajos pequeños con los compañeros y no sé decirte cuándo volveré a jugar, pero ya me siento bien y poco a poco estoy volviendo a pista, ojalá vuelva lo más pronto posible”. Tomaz afirma que el día a día del proceso de recuperación de una lesión “es bastante duro porque creo que la gente de aquí me ve más que a cualquiera. Cuando estamos lesionados entrenamos el doble de veces y ahora estoy sufriendo como si fuese una pretemporada. Me despierto más pronto que los demás para llegar antes, venir un poco al fisio, calentar, gimnasio, después sigo entrenando y por la tarde tengo doble sesión. Es mucho más duro, se entrena más estando lesionado para intentar volver lo más pronto posible”. Para finalizar, al hablar de volver a jugar, asiente que “por mí ya habría vuelto con las ganas que tengo de jugar, de sentir de nuevo la pista, de estar con mis compañeros, pero hay que ser precavido y respetar los tiempos”.