Los niños del colegio Pius XII aprenden con las visitas escolares del Palma Futsal con un exigente protocolo

 

Grupos burbuja, se han reducido el número de alumnos en cada visita y se dedican semanas completas a un mismo colegio en lugar de hacerlo un solo día. Se mantienen las distancias y un protocolo que es el que se mantendrá para poder mantener la iniciativa todo el año en la medida de lo posible. Las charlas son compartidas este año por los jugadores del Palma Futsal y los del Urbia U Energia Voley Palma.

La pandemia ha alterado la realidad, las rutinas y cualquier aspecto cotidiano de la vida. Poco a poco aprendemos a convivir con el virus y a guardarle el respeto necesario para evitar contagios mientras reorganizamos el día a día. Todas las iniciativas sociales que venía desarrollando el Palma Futsal se han visto o se verán afectadas pero el club ha puesto en marcha un exigente protocolo para poner en marcha algunos de sus proyectos habituales. Esta semana se han retomado las visitas escolares que el club viene realizando desde hace muchos años y en las que recorre los colegios de Mallorca con sus jugadores para acercar el deporte de élite y los consejos de los profesionales a los alumnos. Es una de las iniciativas más importantes dada la gran cantidad de niños que aprenden y disfrutan con el Palma Futsal a lo largo del año. El programa se ha puesto en marcha con un exigente protocolo compartido con los colegios para que se pueda llevar a cabo con seguridad y con las medidas necesarias para que no haya ningún riesgo. Se han ampliado el número de días que se visitan los colegios que antes se visitaban en un solo día, se han ampliado el número de conferencias y charlas en cada día que se acude a un centro y se han reducido el número de alumnos de cada charla para mantener los grupos burbuja establecidos en cada clase por los propios colegios. Además, por el momento, las visitas se han trasladado a espacios abiertos en los que se marcan el sitio que debe ocupar cada alumno para que se mantengan las distancias y las mascarillas y el gel desinfectante forman parte del equipamiento para que estas visitas se puedan desarrollar con total seguridad.

El primer centro que se ha adaptado a esta nueva normalidad es el colegio Pius XII de Palma, que esta semana ha llevado a cabo la experiencia piloto que se va a desarrollar a partir de ahora con los centros que se visitarán en las próximas semanas. Este jueves ha sido la segunda prueba en el centro tras la del pasado lunes y en la que han participado Fabio, del Palma Futsal, y Valter Da Cruz, de la sección de voleibol. Otra de las novedades de este año es que se amplía la variedad de deportes aprovechando la unión entre el Palma Futsal y el Urbia U Energia Voley Palma por lo que todos los alumnos podrán aprender de los deportistas de máximo nivel de dos deportes diferentes.

La iniciativa que vuelve a ir de la mano de la dirección insular de deportes del Consell Insular de Mallorca, entidad que colaborará en todas las iniciativas formativas con los niños en colegios y clubes deportivos, y además, colaboran empresas privadas como el caso de el Corte Inglés. La previsión del club es que se realicen dos días de visitas escolares cada semana aunque en lugar de visitarse dos colegios se dedicará, como mínimo, una semana a cada centro. De hecho, la semana que viene se repetirá la visita al colegio Pius XII para que los niños de otros tres grupos del centro puedan participar de la misma manera que ya lo han hecho seis clases en esta semana.

La nueva realidad hará que se reduzca de forma considerable el número de niños que podrán disfrutar esta temporada de esta iniciativa y que en algunos años llegaron a ser 20.000 niños los que participaron en estas iniciativas pero el club, de la mano de los colegios que quieren formar parte de este proyecto, han decidido adaptarse a las circunstancias y redoblar los esfuerzos para que se mantenga en la medida de los posible y siempre que lo permitan las autoridades sanitarias.