Síguenos en:

Próximo partido JORNADA 3 | Viernes 22 de Octubre, 20:30 horas

Palma Futsal - Levante UD FS
Comprar entradas

Nace SOS Esports, el movimiento del deporte mallorquín para pedir al Govern un plan de desescalada

 

Dieciséis equipos de élite del deporte mallorquín se unen para pedir al Govern Balear que tenga en cuenta a clubes y deportistas para que el deporte balear tenga un plan de desescalada como el resto de sectores. Los clubes de élite lideran un movimiento impulsado por el Palma Futsal para lanzar la voz de alarma por la situación crítica que atraviesan los clubes de base, defender su supervivencia, defender a los aficionados para que puedan volver a las gradas y a los patrocinadores, que se ven perjudicados por la situación. El deporte mallorquín pide no quedar en el olvido y organizar un plan para retomar las competiciones y el regreso de los aficionados de forma segura y con todas las medidas oportunas que marque Sanidad. Este martes será la presentación en público de este movimiento denominado SOS Esports con la presencia de los dieciséis clubes de élite o de ligas nacionales.

Nace SOS Esports, un movimiento conjunto de los principales clubes deportivos de Mallorca para reivindicar al Govern Balear un plan de desescalada para que el deporte pueda salir de la situación actual en la que viven clubes y deportistas de todas las edades y deportes. Dieciséis de los principales clubes de élite de Mallorca, de ocho deportes diferentes, se han unido para liderar un movimiento del deporte mallorquín para pedir a las instituciones un plan de desescalada acorde a la situación actual y en consonancia a lo que sucede con otros gremios de la sociedad balear. Los clubes llevan semanas intentando pedir soluciones a toda la problemática que se genera a partir de las decisiones administrativas de mantener cerrados los campos y pabellones y la prohibición de las competiciones para las bases. Las reivindicaciones formuladas por diferentes clubes de forma individual no han tenido recorrido, no son atendidas y la realidad es que el deporte está quedando fuera del plan de desescalada con el que se busca recuperar una normalidad adaptada a la situación actual, algo que vienen pidiendo los clubes desde hace tiempo. La situación para los clubes de élite afecta a la prohibición del acceso de público a los partidos, lo que genera una discriminación con muchos otros sectores en los que se permite un aforo limitado para actos y eventos tanto sociales como culturales. Los clubes adoptaron un protocolo para que la asistencia de público fuese segura para todos y adaptable a la evolución de la pandemia y no se ha registrado ninguna incidencia mientras se limitó el acceso de público. Los campos y pabellones llevan más de dos meses cerrados privando a los aficionados de acudir a los partidos cuando sí pueden acudir a eventos no deportivos. Además, esto está perjudicando gravemente a los patrocinadores que, pese a la difícil situación empresarial, han decidido mantener su apuesta por el deporte. Su inversión en publicidad, la mayoría en forma de publicidad estática o en pantallas en los recintos deportivos, no tiene visibilidad por la ausencia de público por lo que cada vez son más los que piden retirar la colaboración por el cierre de las instalaciones.

La reivindicación la abandera la élite del deporte balear en una iniciativa impulsada por el Palma Futsal con la idea de abrazar a todo el deporte balear no profesional y las canteras porque, de hecho, los clubes de base son los que más sufren y aquí es donde nace la idea de ayudar a todo el deporte mallorquín para aunar todos los problemas y necesidades para reivindicar juntos unas medidas y soluciones acordes a la situación actual. La ausencia de competiciones, incluso de entrenamientos, hace que el estado de muchos clubes de base sea crítico ahora mismo. Los niños no pueden competir y practicar deporte y los clubes más humildes se ven abocados a un precipicio porque viven de las cuotas que pagan los niños por competir y jugar. Los clubes forman a niños y fomentan el deporte, un aspecto tan saludable como indispensable en niños y jóvenes. Baleares cuenta con numerosos clubes que llevan muchos años trabajando y formando niños a través del deporte y con valores que les han servido para la vida más allá de seguir o no ligados al deporte. En esta situación, el deporte es una herramienta necesaria para evolucionar y salir de esta situación, por todos los valores y aspectos positivos que tiene. Además, con la ausencia de las competiciones, las empresas colaboradoras de los clubes tampoco tienen visibilidad y es muy difícil encontrar una salida en este laberinto sin la ayuda del Govern Balear, ya sea con decisiones acordes a la situación actual o bien con un plan de ayudas.

Los principales puntos puntos en los que se basa la reclamación del deporte mallorquín al Govern Balear:

-El deporte necesita un plan de desescalada para que todos los clubes, aficionados y deporte base pueda adaptarse a la situación como el resto de sectores de la sociedad balear. Entendemos la situación que vivimos, cuáles son las prioridades y las necesidades pero también vemos como casi todos los sectores pueden ir retomando su actividad con un plan de desescalada acorde a la evolución de la pandemia y como el deporte y sus aficionados están quedando en el olvido, sin plan alguno y sin medidas o ayudas, sobre todo, por los aficionados y los clubes de base, que se están viendo muy perjudicados.

-Cabe recordar que casi la totalidad de los clubes deportivos de Mallorca, ya sean de élite o clubes y entidades deportivas de base, no viven de los derechos audiovisuales. De hecho, la mayoría no recibe ningún importe por este concepto y su viabilidad depende, en gran medida, de los abonos y entradas que reciben de los aficionados y de las cuotas de los niños que practican deporte y forma cada club. Ambas cosas han estado prohibidas y a día de hoy, por mucho que los clubes intentamos internamente buscar soluciones con el Govern, no hay ninguna solución o propuesta para ver la luz al final del túnel.

-Los clubes de élite hemos tomado todas las medidas oportunas y necesarias desde el comienzo de la temporada para la seguridad de nuestros deportistas, trabajadores y aficionados, que son los grandes perjudicados de los partidos a puerta cerrada. Hay un agravio comparativo claro con otros sectores en los que sí se admite el acceso de público. No entendemos que los aficionados puedan acceder a conciertos, a instalaciones públicas o privadas con aforo limitado y, en cambio, no se pueda acceder a los recintos deportivos con las medidas oportunas.

-Los aficionados no han podido disfrutar de los partidos y competiciones de sus clubes durante muchos meses. La realidad es que entendemos que con las medidas que ya adoptamos los clubes en su día, y con la predisposición de hacer lo que sea necesario y esté dentro de nuestras posibilidades, los aficionados deberían poder acceder a los recintos deportivos con el aforo limitado que se decida y siguiendo unas pautas lógicas y coherentes acordes a la evolución de la pandemia como sucede con muchos sectores de la sociedad.

– Los patrocinadores que siguen apostando por el deporte en un momento muy complicado para las empresas ven como su inversión no tiene recorrido con publicidad en instalaciones vacías. La ausencia de público hace que cada vez más las empresas decidan retirar su publicidad porque no hay un público objetivo al que pueda ir dirigido en la mayoría de casos. Además, los patrocinadores que apuestan por los equipos de la cantera y clubes humildes, al no poder competir, no tienen visibilidad y cada vez es más difícil retener unas colaboraciones que son indispensables para el futuro de los clubes y sin una alternativa para contrarrestar toda la fuga de ayudas que desaparecen por la situación actual.

– Los clubes de base afrontan una situación complicada que puede acabar con muchos de ellos. Los niños han pagado las cuotas, se han sacado la pertinente licencia para jugar pero no se les permite competir y, durante muchas semanas, ni si quiera entrenar. Esto genera un grave problema a los clubes que fomentan el deporte, que forman jugadores y que si esta situación se alarga sin soluciones ni ayudas no pueden subsistir. Cada vez son más los que no pueden asumir esta situación y queremos abrazar a todos ellos en esta reivindicación, como clubes que lideramos el deporte en Baleares, para que se busque una solución por parte de las autoridades competentes o que se plantee un plan de ayuda para que los clubes más humildes y que realizan una labor extraordinaria y clave en la formación deportiva de los niños y los adolescentes.

Todos los sectores de la sociedad están sufriendo las consecuencias de una pandemia que nos ha cambiado la vida y que amenaza con una crisis económica de la que ya sufrimos las consecuencias. Y el deporte no es ajeno. Lo único que pedimos es que el deporte también sea tenido en cuenta como un motor indispensable de la sociedad balear para la desescalada y que se tomen decisiones para ayudar a clubes y deportistas en esta situación. Los clubes están dispuestos a ayudar, colaborar y poner las medidas necesarias para cumplir con lo que requiere la situación.

El lanzamiento del movimiento SOS Esports será este martes 2 de marzo, a las 11:00 horas, en la pista del Palau Municipal d´Esports de Son Moix. A la cita asistirán representantes de los 16 clubes de élite o de categorías nacionales que ponen en marcha el movimiento en representación de todo el deporte mallorquín. José Tirado, director general del Palma Futsal, será el portavoz de los clubes y explicará los motivos, argumentos y la realidad de la mayoría de los clubes deportivos de Mallorca, tanto profesionales como de cantera.

Los 16 clubes que lideran la campaña SOS Esports: Palma Futsal, Atlético Baleares, Poblense, Palmer Alma Mediterránea Palma, Urbia U energia Voley Palma, Conectabalear Manacor, UD Collerense, Espanya Hockey Club, Mallorca Waterpolo Club, Club Natació Palma, ETB Calvià, Clínica Aureo San Josep, Andratx Edbaser, AEA Solidaria Llucmajor, Sispal Handbol Marratxí, Voley Ciutat CIDE.