Segundo lleno de la temporada con 4.000 espectadores

El Palau Municipal d’Esports de Son Moix fue el de las grandes ocasiones tanto en número de aficionados como en su grado de animación. El coliseo balear colgó el cartel de entradas agotadas por segunda ocasión en lo que llevamos de temporada. El aforo se llenó con 4.000 espectadores. De hecho, todos los partidos de esta temporada han registrado una asistencia superior a los 3000 aficionados salvo en el encuentro frente a Industrias Santa Coloma, que se jugó entre semana. Son unos registros de ensueño para la entidad.