Tirado: “Lolo y Hamza se han ganado el cariño de la afición”

Los dirigentes del Palma Futsal celebran la continuidad, un año más, de dos jugadores que consideran “clave” para el equipo que dirige Antonio Vadillo como son Lolo y Hamza. Estas últimas renovaciones se suman a la de Joao que fue presentada la pasada semana.

El director deportivo de la entidad, José Tirado, destacó, en el acto de presentación de estos acuerdos de renovación, la importancia que tienen ambos jugadores en el crecimiento del club en los últimos años y en el futuro más próximo. “Estamos muy contentos porque son dos jugadores que son parte del crecimiento a nivel deportivo del club y con ese ADN Palma Futsal que nos caracteriza. En los últimos años han demostrado ser jugadores importantes dentro del proyecto del club. Eran dos jugadores clave y por eso decidimos que tenían que seguir con nosotros para intentar mantener el nivel en el futuro. Se han ganado el cariño de la afición y del club”, explicó ilusionado Tirado ante los medios de comunicación en una muestra más de la apuesta de la dirección deportiva de mantener gran parte del bloque de la plantilla de los últimos años. Así lo manifestó: “El jugador más importante que puede llegar al Palma es el colectivo y nuestro objetivo es mantener el máximo número de jugadores de los que entendemos que son importantes en este proyecto. Se va a mantener un noventa por ciento de la plantilla. Hemos conseguido un grupo de jugadores que es capaz de compararse a cualquier equipo de los grandes y competirles de tú a tú”.

“Satisfechos y contentos”, así expresaba Miquel Jaume el sentimiento que genera a la directiva la continuidad de Lolo y Hamza en el equipo porque consideran que es “una doble buena noticia” para el club que preside. El presidente del conjunto mallorquín elogiaba la trayectoria y el papel de ambos en el crecimiento del equipo experimentado en los últimos años en el y destacaba, también, la importancia que tienen sobre la cancha para el entrenador. “Son dos jugadores que ya tienen una trayectoria aquí, que son muy importantes para los esquemas de Antonio Vadillo y que han tenido un rendimiento muy alto en las últimas temporadas”, declaró Miquel Jaume.

Al margen de lo estrictamente deportivo, José Tirado también abordó distintos temas relacionados con la actualidad y las consecuencias de la pandemia del COVID-19 en el día a día del equipo. Una de ellas, el posible retorno al trabajo sobre una cancha de fútbol sala. El club ya está trabajando en el escenario de que Mallorca entre el lunes 25 en fase 2 de la desescalada lo que permitiría a los jugadores a volver a ejercitarse en un pabellón cubierto de forma individual. Ante la previsión de que Son Moix no esté disponible de forma inmediata, el Ayuntamiento de Palma ya ha ofrecido una alternativa al club. “No sabemos todavía cuando podremos disponer de Son Moix porque está ocupado. El equipo puede empezar a entrenar en pista a partir del día 25, siempre que entremos en fase 2, de manera individual en el Pabellón de Son Rapinya hasta que dispongamos de Son Moix. Nosotros nos encargaremos de todos los protocolos para entrenar en las mejores condiciones”, explicó José Tirado que también cifró “las pérdidas que tendrá el club si no conseguimos finalizar la temporada por encima de ochenta o cien mil euros, que para un presupuesto como el nuestro es muy importante”.