Palma Futsal 2017-18
Hazte socio

Próximo partido 29 de Septiembre de 2017

Palma Futsal - Levante UD FS
Comprar entradas

Vadillo: “Asumo el reto con responsabilidad y con pasión”

El hasta ahora capitán de la primera plantilla asume el reto de ser el entrenador del Palma Futsal para las cuatro próximas temporadas. Vadillo, a sus 40 años, se muestra feliz por la oportunidad y motivado ante el reto. Duda, en ElPozo Murcia, uno de los precedentes de pasar de jugar a entrenar. “Solo puedo prometer trabajo” ha afirmado ante la prensa en su puesta de largo.

DSC01748

Antonio Vadillo vive sus primeras horas como entrenador del Palma Futsal tras aceptar el reto de hacerse cargo del equipo durante las cuatro próximas temporadas. Apenas dos semanas después de anunciar su retirada de las pistas, este jueves ha sido presentado como el nuevo inquilino del banquillo balear. El club confía en él su proyecto de futuro dada su capacidad de liderazgo y trabajo, conocimiento del fútbol sala y de la plantilla, filosofía y la ilusión que destila por el proyecto palmesano. Nadie mejor que él conoce la plantilla, el club y se entrega a las necesidades que requiere el club para seguir creciendo en todos los aspectos y frentes.

La imagen ha sido bien diferente a la vivida hace dos semanas en la pista del Palau Municipal d´Esports de Son Moix cuando Vadillo anunció su retirada como jugador. El escenario ha sido el Nova Beach Park de la Playa de Palma y el jugador se ha presentado socialmente como técnico. Será su primera experiencia en un banquillo profesional pero le sobra ilusión y capacidad para tener éxito en su nueva faceta. “La negociación fue muy rápida pero me sorprendió cuando ellos me comunicaron que era la persona adecuada para liderar el proyecto. Fue una sorpresa agradable porque de todos era sabido que quería ser entrenador. Mi filosofía era parecida a la suya. Confían en mí. Las cuatro temporadas dicen lo que confían en mí. Todo conlleva responsabilidad y la asumo con pasión. Conozco a Miguel, a José y todo lo que rodea el club y eso es importante” reconocía el nuevo técnico palmesano. Vadillo quiso “agradecer al club la confianza depositada en mí. Soy consciente que tengo ante mí un gran reto, un reto apasionante pero lo único que prometo es que voy a trabajar mucho para que el Palma siga en esta línea de seguir creciendo como club y aspirar a hacer algo importante en todas las competiciones. El club apuesta fuerte por mí y eso me da una gran confianza”.

DSC01739

Desde que finalizó la liga y en el momento que decidió aceptar la propuesta de la entidad, Vadillo apenas ha tenido tiempo para cerrar su etapa como jugador y reconoce que “estos días me han servido para hacer el cambio mental, lo tengo asumido y estoy ilusionado. Sé que todo va a costar y sé en el barco que me meto, me va a costar pero me siento con confianza de poderlo sacar adelante”. Su primer objetivo es “ir día a día, trabajar con los jugadores, hacer un equipo competitivo para llevarnos a jugar bien y a ganar partidos. Es pronto para pensar en retos personales. Lo más importante es el equipo y la cohesión con los jugadores” y reitera que “me veo preparado porque sino no hubiera dado este paso. Todo necesitará un tiempo pero los jugadores me conocen a mí y yo a ellos”. Sobre su idea de juego, Vadillo ha deslizado sus primeras ideas: “Voy a buscar que el equipo sea competitivo, que juegue un fútbol sala alegre, dominar los partidos y esa es mi idea. Todo debe surgir a partir de la competitividad. Me gusta la idea de dominar el juego con y sin balón. Buscaré que la identidad del Palma sea competitivo y que todos los equipos tengan el temor de enfrentarse a un equipo difícil de superar” y sobre la plantilla ha apuntado que “el club trabaja en los refuerzos y yo soy un entrenador de club. Yo estoy encantado, cuantos más y mejores jugadores tenga, mejor”. En este sentido, la idea es “tener catorce jugadores profesionales y cuanto más alto sea el nivel de los catorce, mejor porque es mejor para la competitividad y aquí es donde vamos a crecer y dar un punto más. Será difícil gestionar eso pero más que un problema para mí será un problema para los jugadores de buscarse un puesto en el equipo”.

DSC01742

 

Antonio vadillo también ha querido hablar de la etapa que ha cerrado Juanito en el club balear reconociendo la labor realizada por el técnico: “una de las cosas a las que más me expongo es a la comparativa con Juanito y ante cualquier comparativa voy a salir perdiendo. A partir de ahí, el tiempo dirá. El trabajo de Juanito ha sido magnífico, ahí están los números y los resultados y ese es el reto. Voy a intentar trabajar al máximo, que el equipo sea competitivo y que haga un buen fútbol sala. Los números de Juanito son muy difíciles de superar” ha afirmado, a la vez que ha añadido que “la relación con Juanito ha acabado perfectamente porque la afinidad va más allá de lo deportivo. Juanito no está fuera para que entre yo. Si yo no llego a aceptar la decisión del club hubiese venido Pepito, Manolito o Antoñito. Cuando me proponen la idea, me apetece. Uno de los primeros en saberlo fue Juanito precisamente” ha reconocido.

 

Los precedentes de Duda y Dani Rodríguez en la LNFS

 

Que un jugador se retire y pase a los banquillos directamente no es un caso nuevo. Lo que ha sucedido con Antonio Vadillo en el Palma Futsal tiene varios antecedentes exitosos en el fútbol sala español de máximo nivel. Uno de los que más éxito ha tenido tras retirarse en la pista y sentarse en un banquillo es Duda, el técnico de ElPozo Murcia FS. Su apuesta dio resultado y ha conseguido numerosos títulos para su club siendo uno de los mejores entrenadores del mundo después de muchos años desde que cogió las riendas del equipo. Otro caso es el de Daniel Rodríguez, el técnico del Jaén Paraíso Interior, que dejó las pistas y fue nombrado entrenador del club andaluz. Es otro ejemplo de un técnico que ha conseguido asumir el reto con éxito y crear un equipo competitivo que, incluso, ha ganado una Copa de España.

 

La fórmula también tiene su antecedente en el propio Palma Futsal aunque no sea en el banquillo. José Tirado se retiró tras jugar el primer año del club en la máxima categoría y pasó directamente a ser el director deportivo y gerente de la entidad sin apenas experiencia. Una década después, el crecimiento del club bajo su gestión ha sido extraordinaria en todos los sentidos convirtiéndose en uno de los mejores equipos de la Primera División, luchando por todas las competiciones y con un crecimiento social que nadie auguraba años atrás.