Síguenos en:
Hazte socio

Vadillo: “Nos fuimos de la Copa de España con un sabor muy amargo porque no fuimos nosotros”

El entrenador del Palma Futsal analiza el momento del equipo tras el varapalo de la Copa de España. Vadillo asume que el equipo no llegaba en las mejores condiciones a una competición marcada en rojo para el cuadro balear, aunque tiene claro que, semanas atrás y sin que el equipo se viera azotado por las lesiones, el cuerpo técnico vio la mejor versión de su plantilla. Ahora toca recuperar los jugadores lesionados, volver a la senda de la victoria para reavivar el estado anímico de los futbolistas y afrontar el final de la liga regular y los playoff con total garantías.

-¿Cómo se encuentra el equipo?

Ahora no estamos bien, fuimos a la Copa no estando bien en los últimos diez días, ya que a partir del partido en Valdepeñas perdimos a Barrón, a Higor, a Nunes, más la baja de Chaguinha que ya teníamos. Después de la Supercopa hemos tenido muchos contratiempos, que en parte preveíamos porque venía un calendario muy exprimido, ya desde antes de la Supercopa. Desde el 10 de febrero al 29 de febrero jugamos seis o siete partidos en veinte días ante rivales muy importantes y jugándonos la clasificación para la Copa de España, jugamos dos partidos en dos días en la Supercopa…y a partir de ahí hemos tenido contratiempos en todos los partidos con los jugadores.

-¿Cómo ha vivido el equipo la sucesión de lesiones?

Primero cayó Eloy y después Cainan, por problemas personales, después cayó Chaguinha en Levante, y el resto de jugadores tuvieron que hacer un sobreesfuerzo y cayeron Higor y Nunes. Hemos ido muy mermados, desde Valdepeñas hasta la Copa no hemos podido entrenar como podíamos. De hecho, afrontamos el último partido contra Cartagena con muchas bajas, tomando precaución, pero no estaban ni al 70% de sus condiciones. Cainan llegó bien a la Copa, pero tanto Nunes como Higor llegaron tocados.

-¿Qué valoración haces de la Copa de España?

No llegamos en nuestro mejor momento y nos fuimos con un sabor muy amargo de la Copa de España porque para nada fuimos nosotros. Tiramos la eliminatoria en siete minutos. Entramos muy mal al partido, con un punto muy por debajo de la tensión que se necesita en un partido de estos y ahora solo nos queda aprender. Es una situación que prácticamente nunca se nos había dado. Salimos muy lejos de lo que requiere un partido de Copa de España y además cometiendo errores muy evitables por nuestra parte. Nos fuimos con mucha desventaja en el descanso y en la segunda mitad ya fuimos un equipo más reconocible estando a punto de hacer la heroica, pero irte a una competición así no es para hacer la heroica. Quizá pinchamos por todo ese nivel de tensión que llevábamos en los partidos anteriores. Llegábamos muy mal y por desgracia se cumplió el estado en el que veníamos. No hay excusa, tenemos que asumir que no nos podemos permitir estos siete minutos en un partido de máxima competición y en ello tenemos que trabajar.

-¿Crees que el nivel que dio el equipo en la Copa refleja el estado en el que llegaba?

El equipo estaba en un punto muy óptimo de lo que nosotros preveíamos en verano en la confección de la plantilla. Hasta hace quince días el equipo estaba a un gran nivel y era nuestro nivel. Hemos tenido una primera vuelta muy adversa con las lesiones, este año no nos está acompañando la suerte y algo estaremos haciendo mal, pero habíamos visto el equipo que queríamos. Lo pudimos ver en la Supercopa, antes y después de la Supercopa, el equipo se había mostrado a un gran nivel y ahora hemos tenido este bajón.

-¿Cómo aprovecha el equipo este fin de semana sin partido?

El parón nos viene bien para ver si podemos recuperar efectivos, ya Chaguinha está volviendo, terminamos de recuperar a Higor, Nunes está jugando con su selección y quizá la lesión más duradera será la de Barrón. También tenemos la incorporación de Gordillo, que estábamos un poco cojos en esta faceta desde la marcha de Vilela. Estamos trabajando en esta fase de recuperación, a ver si recuperamos a estos jugadores y, evidentemente, nos costará varios partidos volver a nuestro punto, pero si somos capaces de recuperar el buen estado de anímico a través de las victorias volveremos a estar a nuestro máximo nivel. Cuando el Palma está a su máximo nivel es un rival muy difícil de batir.

-¿Cómo crees que pueden afectar las lesiones al rendimiento del equipo de cara al final de temporada?

Tenemos que ser capaces de gestionar las lesiones para que se vea el punto más fuerte de nosotros porque cuando está la plantilla completa el equipo está más fuerte. Si perdemos uno o dos jugadores el equipo seguirá compitiendo a un gran nivel, si perdemos cuatro seguiremos compitiendo al mismo nivel, pero ya no seremos el Palma, esa es la realidad.

-¿Por dónde pasan las claves de estos últimos meses de competición?

Si somos capaces de en estos dos meses que nos quedan de competición logramos que el equipo sea compacto y las lesiones nos respeten, creo que tenemos mucha ilusión y confianza de terminar de hacer una buena liga regular, que a día de hoy estamos segundos, y a partir de ahí afrontar los playoff con total garantías. Unos playoff que este año van a estar muy reñidos con el cambio de formato, siendo a ida y vuelta, y creo que van a ser los playoff más igualados de los últimos tiempos con mucha diferencia. Del segundo al séptimo no hay mucha diferencia jugar en casa o fuera, es un partido en cada pabellón. Va a ser un playoff bonito.