Cita con la historia en Son Moix ante el Prone Lugo (viernes, 20:30 horas)

El Palma Futsal recibe este viernes a Prone Lugo con el objetivo de sellar la clasificación para la Copa de España. Un triunfo daría a los mallorquines el billete para Ciudad Real, aunque no de forma matemática todavía. Se enfrentan al colista de la Primera División con el objetivo de no dejarse sorprender y mantener la fortaleza en su feudo. Taffy baja de última hora para el partido.

Foto del Palma Futsal antes del entrenamiento de este jueves web

El Palma Futsal tiene una cita con la historia este viernes. Los de Juanito tienen la primera oportunidad para sellar su clasificación para la Copa de España de Ciudad Real por segunda vez en todo su palmarés. Para ello deberán ganar en el Palau Municipal d´Esports de Son Moix a Prone Lugo (20:30 horas) y conseguir la octava victoria de la temporada que supondría el paso definitivo. Este año jugar se ha puesto muy caro jugar la Copa de España. Si por norma general, los 21 puntos, suele ser el listón que se fijan los equipos para entrar en la competición, la disputa va al alza esta temporada, y no son garantía de éxito. Por ello, los palmesanos quieren asegurar su presencia con un triunfo más para conseguir el objetivo aunque no sea de forma matemática todavía. El Palma Futsal cuenta ahora mismo con cinco puntos de ventaja cobre el noveno clasificado y a falta de cuatro partidos para el final de la primera vuelta. Un triunfo más supondría mantener como mínimo la distancia aunque con un partido menos, a lo que hay que añadir un calendario repleto de enfrentamientos directos entre los otros rivales que pelean por el mismo objetivo, algo que favorece las cuentas de los baleares.

Más allá de conseguir el objetivo cuanto antes y seguir recogiendo puntos de paso para el siguiente objetivo de mantenerse entre los mejores también a final de la temporada, el Palma Futsal quiere mantener su fortaleza en Son Moix y dar una nueva alegría a sus aficionados. El equipo llega a la cita con las pilas cargadas de nuevo tras el triunfo en Santa Coloma pero no se fía del rival pese a su clasificación. Prone Lugo vive una realidad bien distinta y es el colista de la clasificación con la clara necesidad de ganar si quiere ver la luz para tratar de salir del pozo. Los gallegos no han sumado ningún punto todavía y cuentan todos sus partidos por derrotas en un año complicado para ellos tras la reestructuración que han sufrido esta temporada.

Para el partido, Juanito, no podrá contar con el pichichi del equipo, Bruno Taffy, que sufre un esguince de segundo grado en un tobillo y no jugará. El técnico no se fía del partido y asegura que “se ha convertido en uno de los partidos más importantes de la temporada aunque no lo parezca. Va a ser un partido muy complicado, el equipo lo sabe y está mentalizado por todo lo que nos jugamos. Son más que tres puntos porque no solo nos jugamos el pase a la Copa de España, hay que pensar que es un rival que en algún momento tendrá que ganar un partido y esperemos que no sea en Palma. Estos partidos son complicados y posiblemente estemos ante un partido de los más complicados de la temporada porque nos hemos propuesto brindarle a la afición un buen partido en casa. Queremos, debemos y vamos a hacer un buen partido”. Juanito reconoce que el equipo tiene una buena renta como para no estar presionado y que ya ha demostrado su fiabilidad en lo que llevamos de temporada: “Ni por una victoria se creará un exceso de euforia ni por una derrota tampoco vamos a entrar en un pesimismo porque este equipo ha demostrado que tiene capacidad para dar la vuelta cuando obtiene un resultado adverso. Es un partido trampa, este es un partido que es una verdadera trampa. A día de hoy le tengo mucho respeto al partido y espero que mi equipo sepa leerlo, sufrir y ganar”.

Lo que más le preocupa al técnico del Palma Futsal es que hay un exceso de relajación en sus jugadores y no se afronte el partido como se debe. “Me preocupa que nosotros por los buenos resultados y la dinámica nos lleguemos a creer que es más fácil de la dificultad que conlleva. Hay que tener en cuenta que Lugo ha estado vivo en todos los partidos que ha jugado. Eso demuestra que lo que estamos consiguiendo no es fácil y hay que tener mucho cuidado” asegura.

Burrito: “Es un partido trampa”

En el vestuario palmesano también recelan del rival y no se fían de lo que marca la clasificación y los resultados hasta el momento. Lugo es un equipo que en los últimos años se lo ha puesto muy difícil al conjunto balear en Palma y no quieren bajar la guardia. David Ruiz “Burrito” afirma que “es un partido trampa porque tenemos toda la presión y llevarla es muy difícil. La llevan los grandes y los demás fallan porque llevarla es complicada. Tenemos que ganar el partido porque ganar nos haría dar un paso muy grande hacia la Copa de España, que es nuestro objetivo, y ya mirando al play off, ponerte con 24 puntos es una renta muy grande”. El jugador reconoce que el equipo ha encajado muchos goles esta temporada pero que ha marcado muchos más y que todo obedece a las estrategias que se adoptan en los últimos minutos de los partidos: “La gente se fija mucho en los goles que encajamos pero es que nos meten portero-jugador durante muchos minutos y es difícil que no encajes goles. Yo creo que la teoría que encajamos muchos goles, que es cierta, pero no creo que sean posicionalmente si no en los minutos finales” admite.

Por su parte, el brasileño Joao se manifiesta en la misma línea que su compañero, incluso, va más allá. “Para nosotros es un partido clave. Es el más importante de los cuatro que nos quedan. Lugo es un rival competitivo, que no ha puntuado aún, pero tiene que hacerlo y no queremos dejar que lo haga en nuestra casa. Estamos confiados, queremos sacar la victoria en casa para nuestra afición que estamos en duda tras el último partido en casa” argumenta.